Los fetiches sexuales más comunes

Los fetiches sexuales más comunes

¿Piensas todo el tiempo en determinados fetiches sexuales que traen un mayor placer y erotismo a una relación? Aunque no lo creas, todos esos pensamientos que tienes también son comunes en el resto de las personas.

Los fetiches sexuales se presentan de una manera mucho más habitual de lo que imaginamos y bastará con pensarlos de manera consensuada con nuestra pareja o una escort de lujo para que logremos el mayor placer que estamos buscando en nuestras relaciones sexuales.

Estos son los fetiches que más se suelen dar y que encienden el erotismo en las personas.

El uso de piercings

  • En el mundo de los fetiches no existen fronteras y existe uno de ellos que es mucho más común de los que piensas y particularmente en el mundo de los jóvenes y los adultos no tan mayores, que es el de la utilización de piercings.
  • Según cuenta una parte de la población, el uso de piercings en determinadas partes del cuerpo es un factor por demás excitante, que le agrega una cuota especial de placer y de deseo al sexo que tienen con sus parejas.
  • Cuando nos referimos a piercings en todo el cuerpo, hablamos precisamente de todo el cuerpo.
  • Pueden ser en los labios, la lengua, los pezones, el ombligo incluso en la vulva de la mujer. Según los amantes del fetiche de los piercings, cuanto más erógena se la zona donde este está ubicado, mejor será la estimulación que les causará y la sexualidad que disfrutarán.

  • Entre las razones más comunes del factor excitante del uso de estas piezas metálicas, se encuentran la sensación fría que pueden producir al contacto con la piel en pleno momento sexual, pero también algo que va más allá y tiene que ver con el atractivo ensimismo.
  • Hay personas que con solo ver a otra con piercings, eso ya les genera una atracción particular y diferente a si no los tuvieran.

El fetiche del cabello

  • Uno de los pensamientos más arraigados en materia sexual y sobre todo por parte del género masculino, tiene que ver con una idea de excitación sexual basada en el cabello, a la que se le llama Tricofilia.
  • En los hombres esta es muy común y tiene que ver generalmente con distintos tipos de cabellos.
  • Puede ser que les excite un color de cabello en particular, por lo que siempre le atraerán las morenas, las rubias o las pelirrojas, dependiendo de la persona. También puede ser que determinado peinado sea lo que encienda la sexualidad de los hombres, como puede ser el cabello liso o las mujeres con bucles.
  • En el caso de las mujeres, si bien en menor medida, este fetiche también se hace presente y mayormente tiene que ver con esos lugares donde existe la convención de que los hombres pueden utilizar cabello, mientras que ellas no, como puede ser la barba, el vello en el pecho o los bigotes.
  • Esto quiere decir que el pelo es uno de los fetiches que más representan un mayor nivel en el erotismo, en mayor medida de los hombres, pero de las mujeres también.

Los zapatos

  • Uno de los fetiches que tiene que ver más con los hombres que con las mujeres es el hecho de lo bien que le calzan a las mujeres sus zapatos. Esto no solamente es un fetiche al pasar, sino que también tiene una denominación y es la altocalcifilia.
  • Es más que claro que los zapatos de las mujeres aportan una sensualidad superior a los cuerpos esculturales femeninos.
  • Pero hay hombres que no se pueden resistir al uso de los zapatos en ellas, a tal punto que prefieren tener relaciones sexuales con las mujeres con su calzado puesto, algo que les brinda una mayor intensidad erótica.
  • Son los tacones altos los que llevan la delantera del fetiche de los hombres. Una mujer en tacones altos puede encenderles la pasión mucho más durante el acto sexual.
  • Pero también existen otros tipos de zapatos que pueden provocarles una gran excitación, por lo que se convierte en uno de los fetiches más comunes entre la mayoría de los hombres.

Disfraces

  • Si hablamos de fetiches comunes, los disfraces a la hora de una buena cita sexual entran entre los más importantes. A la gente le encanta tomar roles de diferentes tipos de trabajo, pero en su versión de disfraz erótico, para aumentar la temperatura y el placer en la cama.
  • Tanto para hombres como para mujeres, el disfraz de policía, que está reprendiendo a la pareja es uno de los más utilizados. Pero también puede estar el de bombero para los hombres, el ejecutivo o algún otro tipo de disfraz fantasioso que se les venga en mente.
  • En cuanto a las mujeres, todo tipo de disfraces despierta los instintos sexuales más fuertes entre los hombres.
  • Así ella se puede convertir en la enfermera que cuida de nosotros por alguna enfermedad, la sirvienta que nos sirve, siendo nosotros quienes la contratan, la doctora que te desnudará para ver qué tipo de problemas tienes y muchísimos otros tipos de disfraces más que despiertan el placer sin límites.

Esto tiene que ver también con la fantasía de cumplir otros tipos de roles y generar toda una historia alrededor de los disfraces, que sin duda hará más excitante el acto sexual y mucho más original.

Published by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.